Invertir en uno mismo.   El principio del éxito

Por Marcelo Giles

Todos tenemos la fantasía de emprender algo sin mucho esfuerzo y que, inmediatamente,  los clientes comenzaran a llegar solos y a pedirnos por favor que le entregásemos nuestro producto o servicio.

 

Sí, eso sería muy hermoso…

 

Probablemente alguien le contó alguna vez que, conoció un amigo de un amigo que empezó un negocio, y sin darse cuenta le comenzaron a llegar ventas y gente y más gente solicitando su servicios, tal es así que en poco tiempo y sin un gran esfuerzo, “se llenó de dinero”

 

Y uno se pregunta entonces: ¿Seré yo el único tonto que debe esforzarse para conseguir algo? ¿Al único que se le complican las cosas cuando comienza a hacer algo es a mí? ¿Seré yo el único que comienza algo y lo abandona?

 

Déjeme decirle, por conocimiento y experiencia, que no es el único. Que nunca conocí “al amigo del amigo, ese que cuentan” que sin estudiar, esforzarse y trabajar, se “llenó de dinero” de un día para el otro.

 

Seguramente es más bonito y tranquilizador pensar que esas posibilidades existen y que tal vez le puede tocar a usted. A lo mejor tiene suerte y le toca una posibilidad así.

 

Si realmente  lo cree, no siga leyendo, no estudie, no se esfuerce, no haga nada más. Solo siéntese a esperar.

 

La realidad es que si se quiere conseguir algo, se debe poner esfuerzo, dedicarle tiempo, dedicarle atención, e invertir en ese proyecto.

 

Cuando alguien no invierte en un proyecto, significa que  no se compromete con él, y cuando alguien no se compromete, el porcentaje de estadísticas que indican que eso saldrá mal, es ALTISIMO.

 

Cuando alguien no se compromete con lo que está emprendiendo, el cerebro entiende que no es importante y por  lo tanto lo sabotea.

También están las personas que ante el primer escollo, les resulta más fácil abandonar que seguir.

¡Claro que es más fácil abandonar!,  pues volvemos a nuestro sector de comodidad.

El cerebro nos dice, “Estoy mal, pero estoy cómodo porque conozco este lugar.”

 

Siempre que se emprende algo nuevo, nos ponemos incómodos. Salimos de lo “conocido” para entrar en otro terreno. Un lugar nuevo, que no conocemos y que, al principio, nos puede traer dudas, miedos, desencantos, frustración y muchas equivocaciones.

 

Pero si luego de transcurrir por todo lo anterior, a fuerza de comprometernos  y no abandonar, logramos superarlo, esa superación nos hace mucho más fuertes, mucho más seguros y nos asciende al próximo escalón que nos permite  ir por más.

Así funciona el ser humano.

 

 Volviendo al tema de comprometernos e invertir, debemos comenzar a entender que es fundamental invertir en nosotros.

No nos debemos sentir egoístas si, inteligentemente,  invertimos en nosotros. Se nos ha dicho muchas veces que se tiene que pensar más en dar que en recibir, y eso es muy loable. Pero también aprendí que no se puede dar lo que no se tiene.

Si queremos dar amor, debemos tener amor, si queremos brindar conocimiento, primero debemos adquirir ese conocimiento.

 

No se puede cosechar si antes no se ha sembrado. Sería una locura pensar que un campo nos diera maíz si primero no plantamos las semillas. De todas maneras existe gente todavía que se queja de su vida y de su trabajo, pero no hace nada para cambiar.

No invierte en él mismo, porque siempre primero están los otros o su comodidad.

 

Uno debería invertir en uno mismo sin sentirse culpable. Uno debería estar y sentirse pleno, estar bien vestido, estar descansado, capacitarse con cursos, aprender y cuando esté pleno, tendrá tanto que podrá dar cada vez más y al dar cada vez más, recibirá cada vez más y ganará cada vez más.

 

Así funciona.

 

Marcelo O. Giles

Comprometido con tu éxito

Http://CursoInstalacionDeAlarmas.com/curso

DEJAME TU COMENTARIO

11 Response Comments

  • marcelo schepko  septiembre 13, 2014 at 11:18 pm

    Marcelo: quiero felicitarte x lo q has escrito , estoy de acuerdo el 100% con vos, no podemos dar algo q no tenemos y es verdad creo q no es egoismo el querer tener xq p/dar hay q tener, hay q buscar y asi poder dar, dar lo mejor, dar lo excelente. xq todo auqel q busca encuentra, el q llama se le atiende y el q golpea se les abren las puertas p/las buenas oportunidades pero p/eso debemos invertir. Saludos

    Responder
  • German Delceggio  septiembre 13, 2014 at 11:26 pm

    Es maravillosamente cierto todo lo que decis Marcelo… no tengo palabras para agradecerte lo que me enseñas en cada post. Buen fin de semana.

    Responder
  • Rolando  septiembre 15, 2014 at 3:07 am

    Gracias Marcelo, me hacia falta oír eso mismo por muchas cosas. contigo no solo he aprendido de alarmas sino que también he aprendido mucho de sus reflexiones. Un gran saludo.

    Responder
  • Pascual Rincón  septiembre 16, 2014 at 5:03 pm

    gracias por informarnos que debemos capacitarnos sin importar la edad,
    cordialsaludo.

    Responder
  • Flavio  septiembre 16, 2014 at 5:30 pm

    Gracias Marcelo, ya me hacían falta tus mensajes de superación y optimismo. Un abrazo

    Responder
  • orlando  septiembre 21, 2014 at 12:39 am

    muy sabio el contenido del relato, estoy en contacto, y si estoy igualmente convencido de lo que aquí nos mencionas, solo espero salir pronto de algunos gastitos que no puedo aplazar y en cuanto pueda comprare tu curso, un abraso y muchas gracias.

    Responder
    • Marcelo  septiembre 21, 2014 at 3:46 am

      Mchas gracias Orlando. Un abrazo

      Responder
  • julio  septiembre 23, 2014 at 8:00 pm

    como siempre Marcelo muy bueno lo tuyo aunque se enojen jaja

    Responder
  • pascual Rincón  julio 25, 2016 at 2:39 pm

    Buenos días marcelo, gracias por sus cometarios de superación personal.
    Cordial saludo,

    Responder
  • jorge  agosto 4, 2016 at 1:28 am

    Mandame la cable y contraseña la volvi a estraviar. Quiero ver los videos gracias.
    La clave.

    Responder

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.