¿Es facil tener éxito en el trabajo?

Desde hace veintisiete  años soy profesor de una escuela de educación técnica.

La gran mayoría de los años he trabajado con alumnos del último ciclo, aquellos que terminan el año y egresan de la escuela, para tratar de incorporarse a su nueva vida de trabajo o para comenzar una nueva carrera.

Muchos de ellos estan asustados o intranquilos por lo que se les viene al terminar la escuela y me preguntan que es lo que tienen que hacer. ¿Que deberían estudiar?  ¿En donde deberían trabajar?

Y yo, desde mi puesto de profesor, no tengo todas las respuestas, pero creo ayudarlos planteándoles lo que les cuento a continuación.

Mi materia en la escuela, trata sobre microempresas, emprendimientos, marketing, liderazgo, etc. Es una materia empresarial, y por lo tanto los ejes principales de las empresas, son las personas. 

Personas como vos o como yo, a los que hay que preparar para tener actitudes y valores que hagan que todas las empresas nos quieran  trabajando con ellas.

Prepararnos para que todos los clientes nos llamen, recomienden y que todos quieran compartir una taza de café con nosotros.

 

¿Pero cuáles son esas cualidades, actitudes y valores que deberíamos tener?

Creo que todos lo sabemos, pero no obstante lo compruebo cada año con mis alumnos.

Con chicos de dieciocho  y  diecinueve  años que deben prepararse para terminar un etapa y comenzar otra.

En un momento, mientras estoy dando la materia,  detengo la clase y  les digo:

“Les voy a hacer una pregunta, para que me contesten en forma personal.   No miren al compañero ni  consulten con él. Todas las respuestas estarán bien, pero quiero que las piensen y las contesten con el corazón”.

Imaginen que deben buscar un socio, o contratar un empleado, para realizar el trabajo más importante de su vida”.

“Por favor, escriban al margen de la hoja tres cualidades que ustedes desean de esa persona, y no se la muestren a nadie”.

Luego de unos minutos,  voy preguntando a uno por uno y  escribo esas respuestas en el pizarrón, haciéndole una cruz al lado de cada respuesta, cuando ésta se repite.

 

Estas son las respuestas.

RESPONSABLE        X X X X X X X X X

BUENA PERSONA   X X X X X

CUMPLIDOR            X X X X

BUEN HUMOR        X X X

TRABAJADOR          X X X

COMPAÑERO           X X

HONESTO                  X X X X

SEGURO DE SI MISMO   X X

INTELIGENTE   X

 

He tomado como referencia, una lista que ha surgido en un año cualquiera, pero les aseguro que en todas las listas que he armado año por año, aparecen estas mismas palabras, estas mismas cualidades.

Sin decirles nada, sin inducirlos a contestar por una u otra cosa, siempre aparecen esas mismas palabras y en particular la cualidad que encabeza siempre todas las listas es la Responsabilidad.

Luego, de que reflexionamos sobre la lista que surgió, les digo:

“Ahora ustedes ya saben cómo tienen que ser para que otros los llamen a un trabajo, para que otros los elijan como socios, en resumen, para ser exitosos en eso. Ahora ya tienen el secreto en sus manos. ¿Qué van a hacer?”.

Pero, entre nosotros, te invito a que pensemos lo siguiente:

Lo más notable de todo esto, no es lo que dicen estas palabras, sino lo que no dicen.

Ninguno de mis alumnos ha elegido a su socio o su empleado por ser alto, flaco, rubio, musculoso, o de cabello largo.  A ellos no les importaron las características físicas, ni las aptitudes, a la gran mayoría de la gente  no le importa eso. Le importan las actitudes.

Cada uno de nosotros no fracasamos en algo per ser morochos, gordos, flacos, muy jovenes o viejos, sino porque  nos falta algo de lo que “eligieron los chicos”.

Estos chicos no eligieron por lo exterior de las personas, sino por lo que está adentro. Eligieron por las actitudes de cada persona.

Lo maravilloso de todo esto, que tengo el placer de contarte ahora, es que esos valores y actitudes se encuentran a nuestro alcance, están dentro nuestro y podemos empezar a usarlos mañana mismo sin pedirle permiso a nadie.

Cualquiera de nosotros puede ser exitoso, cualquiera puede proponerse ser la persona que todos quieren y necesitan.

Termino con la misma frase.

Ya tenemos el secreto en nuestras manos:

¿Qué vamos a hacer?

 

Un gran saludo.

 

Marcelo Giles

Comprometido con tu éxito

http://cursoinstalaciondealarmas.com/curso

2 Response Comments

  • German Delceggio  septiembre 21, 2014 at 11:12 pm

    Es asi Marcelo.. a los 45 y con varios puestos ocupados en diversas empresas lo he vivido en carne propia. Hoy me toca buscar gente que me ayude a seguir creciendo y es vital buscar esas cualidades. te felicito por transmitirselo a los adolescentes y por compartirlo con quienes te seguimos. un abrazo

    Responder
  • eduardo  septiembre 22, 2014 at 11:27 am

    Marcelo hace tiempo que leo tus articulos pero no estoy comentando, mil disculpas.
    Cuanta verdad la actitud hace la diferencia!!!!!!!
    Es muy dificil inculcar a los Jovenes Valores como prioridad antes que el fin economico.
    saludos

    Responder

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.